La importancia de valorar al artista

artista

Artista: ¿es valorado?

Una de las metas que tiene cualquier artista es la de llegar con su arte a un público cada vez mayor.

Hace poco leí un post que decía que era una vergüenza que los artistas pidan apoyo del gobierno.

Hacían una comparación entre artistas y vendedores. Vendedores de cualquier cosa.

Decían que, si nadie compra, entonces el artista debía dedicarse a otra cosa, en lugar de pedirle al gobierno que obligue a la ciudadanía a consumir un producto que no desea.

Soy de las muchas personas que piensa que el gobierno está en la obligación de fomentar todas las expresiones artísticas del país.

artista

Creo firmemente que el arte está ligado a la educación de manera inequívoca e irrefutable. Es más: no tiene porqué importarle a nadie lo que yo crea; estoy hablando de un hecho comprobado y comprobable. Estudiado y confirmado.

El artista no es un vendedor, aunque sí deba vender. El artista no vende cualquier cosa, porque lo que produce es parte de su alma, de sus conocimientos, de su mente, de su corazón, de sus experiencias, de su dolor, de su tiempo y de sus esperanzas.

¡El gobierno no puede obligar a la gente a comprar un producto que no desea, peor si ese producto es malo!

¡El problema en Bolivia es que la gente no tiene idea de que ese producto siquiera existe!

El problema es que no existen políticas claras de fomento, difusión y promoción.

El problema es que en muchos colegios y escuelas apenas estudiamos a unos pocos novelistas, poetas, pintores y músicos que únicamente forman parte del espectro folklórico y costumbrista, y se nos dice que sólo esto es cultura.

 




 

Fue en casa que yo aprendí que el teatro también era arte, y la pintura y los distintos géneros musicales.

Fue en casa que me indujeron a leer a otros escritores Bolivianos, aparte de los que escriben sólo obras costumbristas. Fue en mi época de curiosa universitaria que entré a exposiciones de artistas plásticos donde los temas no era únicamente paisajes Bolivianos y rostros autóctonos.

No se trata de algo tan burdo y simplista como que el gobierno obligue a la gente a consumir un feo producto.

Se le pide espacios para todas las expresiones artísticas. Se le pide difusión, conocimiento, inclusión y principalmente respeto.

Son contadas las iniciativas  privadas que difunden arte hecho en Bolivia. Un ejemplo quijotesco es precisamente el de la Radio Misablis y su incansable directora, Micaela Sabja.

Un país que conoce y consume lo que produce es un gran país. Un país educado es un país rico. Un país productivo es próspero.

¡Y ese país es el que buscan los artistas!

 

 

 

 

Andira Rock

Fabiola Yvonne Arias Navia (Nicky)

Nace el 10 de junio de 1977 en Trinidad, Beni, Bolivia. Luego de graduarse del Colegio Madre Elizabeth Seton en su pueblo natal, se traslada a la ciudad de Cochabamba, el año 1995 para estudiar Derecho en la Universidad Mayor de San Simón.

El año 2005, disuelta la banda en la que empezó a cantar, junto a Carlos Pinto deciden iniciar una nueva banda. Así nace ANDÏRA.

Casada con Raúl Aranibar y madre de tres hijos, el año 2011 deja de ejercer la profesión de Abogada para dedicarse a enseñar canto, así como a hacer presentaciones con la banda y de manera individual.

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: