Del ego y otros demonios

ego

La palabra EGO generalmente genera rechazo y antipatía, ya que se la asocia directamente con las palabras EGOcéntrico o EGOísta, y esto no es de extrañar, cuando vemos su significado más común que dice: “Valoración excesiva de uno mismo”. Sin embargo, analizando el comportamiento humano podemos identificar que existen dos clases de EGO, uno más consciente y el otro más superficial, inconsciente y podríamos decir mundano.

El EGO consciente es aquel que eleva a los seres humanos a otro nivel de pensamiento y comportamiento, es cuando las personas se ocupan conscientemente de sí mismos, saben exactamente que es lo que quieren lograr y hacia donde van. Son personas que ya hayan hecho cosas grandes o pequeñas, viven su EGO de manera plena y la utilizan en el bien de si mismos y de los demás. En la historia encontramos grandes ejemplos de este EGO consciente que ha convertido a personas comunes en seres excepcionales que han cambiando la historia, su historia e incluso la historia de sus países. Me voy a referir en esta oportunidad a Nelson Mandela que lucho pacíficamente contra la segregación racial en Sudáfrica. Mandela tenía un objetivo claro, liberar a su país de un régimen racista y utilizo su EGO consciente para lograrlo, desde mi punto de vista Mandela es la representación exacta de la enseñanza que nos dejo  Jesús (otro gran representante del EGO consciente), de dar la otra Mejilla, después de pasar 27 años en la cárcel fue capaz de gobernar en paz y buscando la unión de todo un país, sin ningún rencor o resentimiento, tratando a todos por igual, y logrando un objetivo tremendo y que muchos veían imposible. La clave de su éxito, utilizar el poder del EGO consciente para ser mejor persona el y que todos los que le rodean también. Su capacidad de comprensión de la situación, su capacidad de ver más allá de lo que le paso, lo llevaron a una de las mayores conquistas del siglo XX.

mandelaego

Pero qué pasa con el EGO inconsciente, ese es el responsable de los mayores desastres para el ser humano, tanto individual como colectivamente. El EGO inconsciente es exactamente ese que describimos al principio. Cuando las personas solo piensan en ellas y en nadie más, sus objetivos están planteados desde el egoísmo y lo llevan a la parte más baja de los niveles de pensamiento. En la historia también encontramos grandes ejemplos de este EGO inconsciente que ha convertido a personas comunes en seres inhumanos, incapaces de ver más allá de sus propios deseos egoístas. Un primer ejemplo son los científicos nucleares en Chernóbil, que por el EGO inconsciente de uno de los líderes van tomando las peores decisiones posibles sin pensar en las desastrosas consecuencias, ese científico por quedar bien con el burócrata de turno, generó el peor desastre nuclear de la historia. Otro ejemplo más reciente por el cuál el mundo entero hoy esta pagando, el Coronavirus, del cuál ya se ha demostrado que, si los líderes actuaban con menos EGO inconsciente, se hubiera podido frenar o por lo menos controlar de mejor manera la pandemia. Se sabe de un médico había alertado sobre este nuevo virus mucho antes, y que los líderes en lugar de tomarlo en cuenta, lo mandaron a callar, esto por no admitir que en su liderazgo pueda haber ocurrido algo semejante. Este es el EGO que destruye tanto individual, como colectivamente. Por eso es importante que cada uno desde nuestro lugar desarrolle mayor consciencia para que con el EGO adecuado nos hagamos mejores personas y hagamos el bien a nuestro al rededor. Que este confinamiento nos vuelva más humanos, en todo el sentido de la palabra humanidad, que aprendamos a dar la otra mejilla, a dejar el EGOísmo y el EGOcentrismo a un lado y aprendamos a dar sin pedir nada a cambio, que seamos más respetuosos del medio ambiente pero principalmente que seamos mas respetuosos entre nosotros mismos.

Fabián Iriarte

Fabián Iriarte

Life Coach Integral

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: