Mi nombre es mi marca

Hola, soy Anto Miranda, Ilustrador y “Dibujólogo, pero antes de comenzar este articulo sobre “mi” Marca Personal, debo confesar dos cosas:

La primera, no estudié marketing o alguna rama parecida. Y la segunda: Soy diseñador gráfico e ilustrador orgullosamente autodidacta formado en base a la experiencia. Así que si esperas encontrar información teórica sacada de libros te comento que éste es el lugar equivocado y estas a tiempo de abandonar la lectura para seguir con otro texto que te pueda “ayudar mejor” en tu formación.

Son varios años que llevo trabajando mi Marca Personal Anto Miranda y los tips que a continuación te voy a dar  están afianzados en la más pura experiencia y sobre una de las premisas metodológicas del “Design Thinking” (Pensamiento de diseño): “No me lo muestres, llévame allí”.

El Design Thinking o “Pensamiento de Diseño” como su nombre lo indica no es algo nuevo, pues es un concepto que va muy ligado a los diseñadores y a sus formas de solucionar problemas, en la que NO podemos dar respuesta a algo viéndolo desde fuera, sino sintiéndolo, palpándolo, respirándolo y estando inmersos en él. Así nació “Anto Miranda”, no la persona, sino la marca.

¿Cómo nace una marca personal?

El elegido/a

Hay que tener en cuenta que no todas las personas nacieron para este rol,  algunos trabajan mejor desde un lugar discreto y hasta pueden ganar más dinero que quién lleva la propia marca. De ahí que si tu fin único, al crear tu marca personal, es ganar dinero ten en cuenta que puedes hacerlo de otras maneras y sin correr el riesgo de irte en picada con tu imagen.

¿Quién es el elegido/a?

Es una persona que marca diferencia entre los demás, ya sea por sus hábitos, por sus trabajos, por la manera de comportarse ante la vida, que no es la misma que de cualquier “mortal”. Una marca personal la puede construir cualquiera, simplemente tienen que buscar la originalidad dentro del rubro en el que se encuentre y esto se logra con trabajo y disciplina. Así, un plomero, un albañil, un artista, un abogado, un ingeniero… etc. está en la posibilidad de trabajar su marca, pero dependerá de la paciencia, perseverancia y la actitud con que la afronte.

¿Quieres ser el elegido/a?

1. Comienza por tu nombre

Aunque hay la posibilidad legal de cambiar tu nombre, ya no puedes hacerlo, ese te lo pusieron tus padres desde que naciste y cambiarlo significaría tirar por la borda todos los años trabajados inconscientemente en tu imagen. Ya te conocen y tu nombre tiene un posicionamiento en las cabezas de las personas. Ahora solo puedes mejorarlo o amarlo tal y cómo es.  Mi nombre original es Antonio Loly Miranda Suarez, hubiese querido llamarme Antonio Miranda, pero busqué en internet y encontré un poeta brasileño llamado igual, así que tome la decisión de hacer de mi primer nombre un apócope, de allí mi alias ANTO. Había que ser diferente.

2. Crea tu “speech”

Viene a ser el discurso, charla o aclaración de tu marca. Este speech siempre lo utilizarás al momento de presentarte, de esta manera generarás posicionamiento en las mentes de las personas. Es necesario que éste sea original y diferente del resto.

“Hola!!! Soy Anto Miranda, ilustrador y “dibujólogo”.

Anto Miranda-dibujologo

Me dedico la mayoría de mi tiempo a hacer dibujitos a los que yo llamo dibus. Me inspiran “la vida misma” y las cosas “mágicas” que suceden a mi alrededor. “

3. Sé diferente y el mismo a la vez

Esto puede sonar bastante confuso, pero lo que intento decirte es que no vayas con la manada, busca la manera no hacer lo mismo que hacen los demás y siempre ser tú mismo. 

Sucedió en mi ciudad que un personaje anónimo se volviera viral por una entrevista que le hicieron en la que lanzó una frase muy original, “Naa que weer” (Nada que ver). Fue tal el impacto que se me ocurrió hacer un dibujo de la protagonista junto a su frase y subirlo a las redes. El resultado fue impresionante ya que después de una hora este se había viralizado por todas las plataformas sociales. Luego de un tiempo pasó otra cosa parecida, pero con otro personaje y otra frase: “No te ralles así” (No te rayes así). En esta ocasión todos esperaban que yo haga un dibujo parecido, pero no lo hice. No siempre debes dar a la gente lo que ellos esperan de ti y este era el caso. Ya lo había hecho una vez y no era necesario hacerlo de nuevo. Con esta reacción no dejé de ser yo y fui diferente del resto.

4. Piensa que hay una cámara que te graba siempre

Como la carta de presentación eres tú y tu nombre (marca), siempre trabajarás, porque tu imagen estará en constante exposición y cualquier cosa que hagas, de alguna manera tendrá una consecuencia en la percepción que tienen los demás sobre ti. Con esto no quiero decir que hagas un personaje que no seas tú – ya lo dije en el anterior apartado (Sé tu mismo) – lo que trato de decirte es que seas lo mas consecuente de tus actos sin salir de tu esencia. Mientras seas más autentico tu marca será más creíble.

Quizás sean más cosas a tomar en cuenta para crear una marca personal, pero estos cuatro puntos me han resultado de vital importancia al momento de posicionar mi nombre como marca.

Algo a tener en cuenta es que todo lo expuesto anteriormente no tendrá el éxito esperado si no se asienta sobre cuatro pilares de comportamiento humano fundamentales:

El primero, PACIENCIA. Nada es de un día para el otro, todo tiene su proceso y tendrás que ser paciente para ir trabajando de a poco tu nombre. 

El segundo, CONSTANCIA. Cada segundo es un gran momento para trabajar tu marca, así que no pierdas oportunidad y déjate ser, pero desde la autenticidad, sin pasarte al plano del egocentrismo, que es el riesgo de muchos.

El tercero, PERSEVERANCIA. No siempre las cosas salen bien, o no siempre gustarás a todos. Toma esto como una verdad, asúmela y sigue trabajando por tu marca.

Y cuarto, ACTITUD POSITIVA. Si no crees en ti y en lo que conlleva tu marca entonces no convencerás a nadie. Primero tendrás que convencerte de que eres valioso para que los demás te valoren y por consiguiente valoren tu nombre.

Estos pilares me acompañan siempre y nunca los olvido. Aprendo a tropiezos, lanzándome al abismo, sin paracaídas y aunque en ocasiones los golpes han sido duros, la mayoría de las veces me han resultado un encuentro satisfactorio con el conocimiento. Este articulo es otro salto sin paracaídas. Espero te sirva.

————————————————

Anto Miranda - marca personal

Anto Miranda

Lic. en Ciencias de la Comunicación, Director de Arte en una agencia publicitaria,  Ilustrador, Actor de Teatro y cuando sobra tiempo, músico y cartomántico.

Se dedica la mayoría del tiempo a hacer dibujitos a los que él llama “dibus”. Le inspiran “la vida misma” y las cosas “mágicas” que suceden a su alrededor. 

Director de arte en Al@ms Estudio

Su Blog

Facebook

Instagram

Twitter

 

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.